Ajedrez para todos: iníciate con estos pasos

imagen-destacada-post-blog-www.melocotonregalos.com

Si has decidido que te quieres iniciar en el fascinante juego de ajedrez, hemos de decirte que vas a sumergirte en un mundo increíble de estrategia, diversión y, sobre todo, disciplina.

Existen infinitas posibilidades en un juego de ajedrez, algo que lo hace cautivante y único, pero debes comenzar a aprender todo sobre él poco a poco, lección a lección. Por eso, en este post te vamos a comentar todo lo que debes saber para iniciarte exitosamente en el ajedrez y comenzar a disputar tus primeras partidas.

En primer lugar, tienes que tener claro que el tablero está compuesto por 64 casillas y 32 piezas y peones, de las cuales, 16 son blancas y 16 son negras.

Las 16 piezas y peones de cada bando se componen por: un rey, una dama, dos torres, dos alfiles, dos caballos y ocho peones. Cada uno de ellos tiene una función específica en el tablero, que te comentaremos más adelante.

imagen-post-tablero-ajedrez-www.melocotonregalos.com
Casillas negras
tablero-post-blog-www.melocotonregalos.com
Casillas blancas
todo lo que debes saber 
Ubicación de las piezas en el tablero

Lo primero que debes saber es que, el tablero tiene que estar ubicado de tal forma que cada jugador tenga una casilla blanca en el extremo derecho. En cuanto a la posición de las piezas, es siempre la misma. La segunda fila está ocupada por 8 peones. Las torres se encuentran en la esquina y los caballos a su lado, seguidos de los alfiles.

La dama o reina siempre debe ocupar la casilla de su mismo color. La reina blanca en la casilla blanca, y la reina negra en la casilla negra, Con este recurso de memorización, se evitan confusiones a la hora de colocar en el tablero al rey y a la dama. Por último, aunque no menos importante, el rey, que está al lado de la reina, en la casilla restante.

Movimientos de las piezas

Un aspecto muy importante que no se te puede olvidar es que, toda partida de ajedrez empieza siempre, sin ninguna excepción, con el primer movimiento de las blancas.

Una pieza no puede moverse saltando a otra y nunca puede desplazarse a una casilla ocupada por otra pieza de su color, pero sí que pueden moverse a las casillas ocupadas por el rival para capturarlas. Estos son los movimientos de las piezas:

  • Rey. Aunque no lo parezca, es una de las piezas más débiles. Sólo puede avanzar una casilla, pero en cualquier dirección: hacia arriba, hacia abajo, hacia los lados o en diagonal. ¡Nunca puede moverse a una casilla en la que pudiese ser capturado, es decir, en jaque!
  • Reina. ¡La pieza más poderosa! Puede moverse en cualquier dirección y tantas casillas como quiera, siempre que no sobrepase una pieza de su mismo color. Si la dama captura a una pieza rival, el movimiento de dicha pieza ha terminado, y se elimina del tablero.
  • Torres. Estas piezas son muy poderosas cuando trabajan juntas, y se protegen mutuamente. Puede moverse tantas casillas como quiera, pero sólo hacia adelante, hacia atrás o hacia los lados.
  • Alfiles. Los alfiles deben permanecer durante toda la partida en la casilla de su color. Los dos alfiles trabajan juntos y se cubren mutuamente. Pueden moverse tan lejos como quieran, pero siempre en diagonal.
  • Caballos. Estas piezas se mueven de manera muy distinta al resto de piezas: avanzan dos casillas en una misma dirección, y luego, avanzan una más en un ángulo de 90 grados, dibujando en su desplazamiento una letra L en el tablero. Son las únicas piezas que pueden saltar sobre otras.
  • Peones. Se mueven hacia adelante, pero capturan en diagonal. ¡Son muy peculiares! Sólo pueden avanzar una casilla en cada jugada, excepto en el primer movimiento, que pueden avanzar dos casillas.

¡Ten en cuenta que el ajedrez es un juego por turnos! Siempre debes esperar a que tu rival haga su jugada y viceversa. Nunca se podrá hacer más de un movimiento seguido, y también está prohibido saltarse un turno.

Aperturas básicas

Como comentábamos anteriormente, el ajedrez abarca un amplio abanico de movimientos, aperturas y estrategias, pero si eres principiante, debes saber las más básicas y fáciles para ir progresando poco a poco. Estas son las principales:

  1. Apertura italiana. Las partidas con apertura italiana comienzan así: 1.e4, 2.Cf3 Cc6, y 3.Ac4, ¿el objetivo? Controlar el centro de manera rápida con el peón y el caballo, para después colocar el alfil en una de las casillas más peligrosas.

  2. Defensa siciliana. ¡La mejor opción si juegas con negras! Las blancas juegan normalmente 2.Cf3 y 3.d4, por lo que permite que las negras se beneficien del intercambio de un peón de alfil por un peón central.
  3. Defensa francesa. Esta es una de las aperturas que todo ajedrecista aprendiz debería conocer. Después de e5, ambos jugadores tendrán una cadena de peones.

Si te han parecido raros estos nombres, no te preocupes, poco a poco irás dominando términos y movimientos, hasta convertirte en un auténtico experto.

¿Cuándo acaba una partida de ajedrez?

El objetivo del ajedrez es dar JAQUE MATE. Esto ocurre cuando el rey es amenazado con ser capturado (en posición de jaque), y no se puede evitar de ninguna manera.

¡Ojo!, no siempre tiene por qué terminar en jaque mate, ya que cualquier jugador puede abandonar la partida si se ve perdido. Si la partida está cronometrada, el jugador puede quedarse sin tiempo y perder, aunque se encuentre en una posición muy superior a la de su oponente. Los juegos también pueden terminar en tablas, ¡empate!

¿Te han resultado útiles estas lecciones? Ten paciencia, el ajedrez es un juego estratégico que requiere muchas lecciones. En nuestra tienda Melocotón Regalos, encontrarás los mejores accesorios de ajedrez para disputar cada partida como un auténtico profesional 🙂 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.